¿Qué es un Comunicador Organizacional?

 

Es un profesional de la comunicación que aplica su formación, conocimiento y experiencia al diseño, gestión, ejecución y evaluación de la comunicación en organizaciones.

Es quien junto con la directiva de la organización, define la política de comunicación que se expresará en un plan estratégico.

Es una persona que conoce en profundidad los objetivos de la organización y orienta la comunicación a la estrategia general de la misma, aportando a la concreción de los mismos.

Quien desarrolle tareas asociadas a la Comunicación Organizacional procurará ser responsable del diagnóstico e implementación de planes de acción y buscará mantener una visión integral del proceso comunicacional, sin perjuicio de poder especializarse en tareas de asesoramiento, planificación o ejecución. Del mismo modo, deberá trabajar para saber evaluar la calidad y el alcance de las iniciativas dentro de cada etapa.

Es importante que quien desarrolle este tipo de tareas sea además competente en la producción e interpretación de mensajes, domine las principales teorías y tendencias en el campo, conozca las particularidades de los diferentes medios, tenga fuerte arraigo con el contexto general en el cual desarrolla su labor y complemente su experticia técnica con una formación constante en los aspectos críticos del rubro al cual pertenece u opera la organización donde trabaja.

También es imprescindible que el comunicador tenga facilidad y disposición para integrarse en equipos multidisciplinarios y sea capaz de hacer sinergia con otros colegas.

 

Responsabilidades y tareas

 

Teniendo en cuenta lo antes mencionado, se puede establecer que la responsabilidad primaria de un comunicador organizacional es facilitar las interacciones entre quienes integran la organización, y entre ésta y su entorno. Además, otro rol importante que desempeña es el de armonizar y acercar posiciones para la toma de decisiones lo más ajustadas posibles a los requerimientos de la organización.

Una primera herramienta o tarea a tal efecto es la creación, diseño e implementación del Plan Estratégico de Comunicación Institucional.

Este plan debe estar completamente alineado a los objetivos generales de las empresas o instituciones. Asimismo, permite al comunicador recopilar, organizar y dar sentido a los mensajes a difundir, tanto interna como externamente.

La gestión de canales de comunicación es otra de las tareas de los comunicadores. En este aspecto, se debe considerar la gestión de contenido y el análisis de resultados. El trabajo va desde canales más tradicionales a las nuevas formas de interacción con los públicos en formato digital.

El profesional deberá, además, identificar los públicos estratégicos de la organización, tanto internos como externos, así como conocer los temas que involucran a su organización.

La gestión estratégica de la imagen corporativa también es parte de su trabajo diario. Desde la definición, en caso de ser necesaria, hasta la estrategia y su evaluación.

En este sentido, quien cumpla tareas asociadas a la Comunicación Organizacional debe saber que la imagen no sólo se construye en públicos externos sino también en los internos; debe manejar la relación entre imagen, identidad y cultura organizacional.

Por lo tanto, el comunicador organizacional intervendrá sobre aspectos tangibles (producción de material impreso y audiovisual, gestión de contenidos en redes sociales y sitios web, entre otros) como en la generación de rasgos y acciones con repercusión intangible, asociadas al clima y comportamiento organizacional (manejo coherente de la imagen organizacional, por ejemplo).

 

Principales características del perfil del comunicador organizacional

 

Habilidades personales

 

La creatividad, la empatía, la proactividad, la confiabilidad, la flexibilidad, la resiliencia y la capacidad de trabajo en equipo son competencias personales que colaboran con el ejercicio de la profesión.

Se deben cultivar, además, las habilidades de comunicación tanto interpersonal como por escrito.

También son apreciadas la visión estratégica, la capacidad de liderazgo y el manejo de costos y presupuestos.

 

Formación y experiencia

 
Egresados de Licenciaturas en Comunicación con énfasis específico en Comunicación Organizacional/Comunicación Corporativa/Institucional, egresados de Posgrados o Maestrías afines a la disciplina, egresados de Licenciaturas en Comunicación con énfasis diferente al mencionado pero que se desempeñan en tareas similares a las ya descritas, profesionales de otras disciplinas con larga trayectoria en el campo que no tienen título de comunicadores pero cuya sólida experiencia los avala como profesionales competentes.

Por otra parte, para conocer y diagnosticar la situación de las comunicaciones es importante contar con conocimientos relacionados con la investigación social, ya sea para desarrollar de forma autónoma estudios organizacionales como para saber a quién recurrir y cómo plantear un proyecto de trabajo. Este saber colabora en el momento de interpretar los resultados de las acciones de comunicación realizadas.

 

Los comunicadores en las organizaciones

 

La función de los comunicadores dentro de la empresa varía de acuerdo a las características de la organización. Lo óptimo será tener en cuenta el carácter estratégico del puesto y su necesidad de tener información de todas las áreas para poder llevar adelante su trabajo.

Al ser la comunicación un recurso a gestionar, quien lleva adelante esa gestión debe estar directamente involucrado con la dirección general para así poder coordinar estrategias alineadas a los objetivos generales, así como también generar canales amigables y eficaces para relacionarse con todo el personal, independientemente de la estructura organizacional.

 

¿Por qué contratar a un comunicador?

 

A medida que el valor de algunos intangibles se incrementa y que los avances tecnológicos hacen que se reconozca el valor fundamental de la comunicación, se hace indispensable contar con una persona idónea para gestionar la misma.

Contratar a un comunicador organizacional implica tener a una persona encargada de resguardar la imagen de marca, adaptar la cultura de la organización a los cambios que deben realizarse e implementar las acciones de comunicación necesarias para gestionar ese recurso.

 

¿Dónde encontrar a los comunicadores?

 

La Asociación Uruguaya de Comunicación Organizacional (AUCO) es una asociación civil sin fines de lucro creada en febrero de 2014.

Conformada por un grupo de profesionales de la Comunicación Organizacional, busca construir un espacio de encuentro entre personas e instituciones, a fin de estimular la generación y el intercambio de ideas y acciones que promuevan el desarrollo de la Comunicación Organizacional en el Uruguay y en la región.

Convencidos del rol fundamental de la Comunicación Organizacional por su aporte estratégico en las empresas e instituciones actuales, la asociación busca promover el desarrollo de los profesionales y el perfeccionamiento permanente en esta disciplina. Con esta finalidad, ha consolidado una red de alianzas y acuerdos con universidades e instituciones de capacitación en general.

Desde este lugar, AUCO está a disposición de las empresas e instituciones para fomentar el intercambio entre los profesionales del área y el mercado laboral.